great
great
 



IN THE NEWS
News

Eliminando las huellas del tiempo

Por YANUARYS LOPEZ
La Palma

Friday, June 20, 2008

WELLINGTON — En la tarjeta de presentación de la Dra. Jennine M. Cabanellas se distingue una frase en inglés y en letras mayúsculas: "Look Great & Feel Great".

Para Cabanellas, este lema, "Luzca bien y siéntase bien", resume el trabajo que realiza en The Wellington Institute, clínica que creó hace más de un año junto a su esposo Juan Gabriel González.

La Dra. Jennine Cabanellas dice que con la medicina de antienvejecimiento encontró una forma de ayudar a personas que están desbalanceadas hormonalmente.

Entrevista a Dr. Jennine Cabanellas en Univision acerca de la Medicina Natural

 

 

 

 

 

 

Además de ejercer como oftalmóloga certificada, Cabanellas trabaja como doctora certificada en medicina de antienvejecimiento, una nueva rama de la medicina que se basa en la temprana detención, prevención y revocación de enfermedades relacionadas con la edad.

"Es una medicina de prevención de enfermedades en el futuro, pero especialmente las enfermedades más importantes que tenemos ahora; el cáncer, la diabetes y todas las enfermedades que tengan que ver con el cerebro y el corazón", dijo Cabanellas.

"No es como la medicina general que uno piensa que está básicamente curando el síntoma, o mejorando el síntoma. Nosotros en la medicina de antienvejecimiento vamos a la causa del problema", agregó.

Esta puertorriqueña de 39 años y residente de Wellington lleva más de una década realizando cirugías a pacientes que sufren de glaucoma y cataratas o que necesitan cirugías de párpado.

No obstante, su pasión también consiste en solucionar a través de procedimientos estéticos varios problemas de sus pacientes, como la eliminación de cicatrices de acné y manchas utilizando láser, o inyectando botox en diferentes áreas para atenuar o prevenir las arrugas.

Según Cabanellas, a pesar del cambio que lograban en su físico, muchos de sus pacientes se quejaban de su salud interior.

Hace aproximadamente tres años, Cabanellas decidió indagar en la medicina de antienvejecimiento y concluyó su preparación en abril.

"Lo que yo le digo a todo el mundo es que lo mejor ahora mismo es que tenemos la técnica y la tecnología para rejuvenecerte externamente, ya sea cirugía plástica, medicina estética, sea mantenimiento, pero también tenemos la tecnología y la sabiduría de cómo rejuvenecerte internamente", dijo Cabanellas.

Según la doctora, entre los 30 y 40 años, todos los niveles de hormonas en el cuerpo humano comienzan a declinar y por tanto hombres como mujeres notan cambios en su organismo. Es a través de la medicina de antienvejecimiento que Cabanellas encontró una vía para ayudar a personas que están desbalanceadas hormonalmente.

Según la doctora, ella y el paciente hacen una consulta de una hora y media, donde llenan varios cuestionarios y realizan un examen de sangre y saliva. Una vez que los resultados de los exámenes estén listos, ella da un diagnóstico sobre en qué se debe trabajar. Los medicamentos por lo general son hormonas que son bioidénticas.

"Eso es muy importante porque son naturales ... Estas hormonas bioidénticas son derivadas de plantas, tienen la misma estructura química que uno tiene en el cuerpo, o sea que es básicamente suplementando lo que te hace falta", dijo Cabanellas.

Según la doctora, la medicina de antienvejecimiento también se aplica a personas que tengan problemas de fatiga, que sufren de insomnio y que desean bajar de peso y no pueden. Otros pacientes no quieren tomar las medicinas sintéticas que le han mandado, como los antidepresivos.

Hasta el momento, Cabanellas ha atendido a más de 100 pacientes utilizando la medicina de antienvejecimiento.

"Lo más importante es darle el mensaje a las personas que sí, nosotros podemos vivir mucho más tiempo y no es nada el tiempo sino la calidad de vida estando hormonalmente balanceados, tomando los suplementos y vitaminas importantes que carece el cuerpo", dijo la doctora.

Cabanellas inició sus estudios en University of Michigan en Ann Arbor. Luego de cuatro años se transfirió a Harvard University para estudiar odontología y convertirse en dentista, como su mamá. Pero una vez allí decidió estudiar medicina, por lo que en 1992 se trasladó a Washington University en St. Louis y terminó esa carrera en 1995. Dos años mas tarde hizo su residencia en oftalmología en Columbia University en Nueva York.

"Lo que me atrajo de la oftalmología es que es de muchos detalles y toda la cirugía que se hace es microcirugía, entonces utilizas un microscopio (e) instrumentos super chiquitos y todo eso me fascinaba, ser muy detallista", dijo Cabanellas.

Para prepararse en la rama de antienvejecimiento, Cabanellas tuvo que viajar a diferentes sitios en EE.UU. ya que el programa, a pesar de estar establecido hace 10 años, aún no lo tiene ningún hospital o universidad. Recibió su certificación en el American Academy of Anti-Aging Medicine, A4M, basado en Chicago.

Cuando inauguró su clínica, Cabanellas quería que fuera un lugar donde sus pacientes encontraran múltiples servicios y un tratamiento integral. Convenció a su mamá, la Dra. Nilsa H. Toledo, quien es odontóloga pediátrica y cosmética, para que trabajase con ella. También trabaja con ella la cosmetóloga Dee Tallent, quien además es esteticista médica.

"Yo te puedo poner a verte mejor y te puedo quitar años de tu imagen. Pero eso no es todo, sino que falta también la parte interior", concluyó Cabanellas.

 


 

Your Cart is currently empty.

Promotion

CareCredit

     
     
 
   
 
 

Visit our Facebook pageFollow us on TwitterCheck our YouTube Cannel